Compartir esta noticia ...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Desde siempre la limpieza de los suelos ha sido esencial para controlar las infecciones, incluso antes del brote de coronavirus.

Todavía no sabemos cuánto tiempo puede sobrevivir el virus en las superficies (incluidos suelos), pero desde la OMS se calcula que podría mantenerse hasta 48 horas.

Obviamente los suelos no implican un riesgo tan alto como otras superficies, porque el contacto no es tan directo como con las mesas, pomos de las puertas… Pero los contaminantes del suelo pueden transferirse a estas superficies muy fácilmente.

Las personas pueden impulsar esos agentes contaminantes con el aire de sus zapatos. Además los gérmenes pueden desplazarse en carros, objetos que se dejan en el suelo…

Obviamente, con la frecuencia de limpieza que existe actualmente, el riesgo es mucho menor. Pero debemos ser prudentes con aquello que recomendamos a nuestros clientes. No es lo mismo tener un suelo limpio, que un suelo libre de agentes infecciosos.

Para eliminar la suciedad, indudablemente lo mejor son nuestras fregonas, pero si lo que pretendemos es mantener un suelo higienizado, en Maya podemos proponeros una mejor opción.

Si habéis seguido la evolución de nuestros productos durante la pandemia, habréis podido observar que nos hemos centrado mucho en optimizar las labores de limpieza e higienización así como en dotar a los usuarios de herramientas que permitan un mantenimiento eficaz de los espacios seguros que con mucho esfuerzo las empresas de limpieza consiguen generar.

 

¿Cuáles son las ventajas de usar la mopa Higienizante?

Es mucho más fácil controlar los costos de la limpieza, este formato permite contabilizar el rendimiento, el tiempo y la dosificación de cada una de las mopas que se utilizan.

Cada Mopa está impregnada con la cantidad de solución suficiente como para cubrir una superficie de hasta 20m2 de manera eficaz.

Con este formato conseguimos no esparcir la suciedad, ya que una vez limpiada la superficie deseada, la mopa se desecha.

El suelo no queda mojado, por lo que evitamos el riesgo de accidentes que esto puede provocar.

 

¿Cómo se utilizan?

 Se recomienda su uso con base de mopa de 40 cm con velcro.

Una vez dejamos la mopa en el suelo, colocamos encima el bastidor y lo enganchamos mediante el velcro.  Se limpia realizando la forma de S en el suelo y siempre hacia atrás para evitar ensuciar la superficie que se está limpiando.

Seguimos innovando para que puedas ofrecerle lo mejor a tus clientes. Entra en nuestro catálogo y descubre todo lo que podemos ofrecerte.